“La dama de las camelias”

El título, proveniente del libro de Alejandro Dumas, ya lo dice todo. Bueno, no todo, porque no vamos a hablar del libro…antes de decir adiós al invierno (vaaale, para muchos ya ha pasado. Otros aún seguimos con abrigo y bufanda) queríamos hablaros de una flor de temporada, la camelia.

Primer plano de una camelia rosa

¿Y por qué la camelia os preguntaréis? Quizá algunos penséis que es un tributo a Coco Chanel. Nada más lejos de la realidad. Camelia lleva como nombre en mi familia durante varias generaciones, por lo que para mí tanto el nombre como la flor son muy muy especiales Esta entrada va por tanto a las Camelias de mi vida: pasadas, presentes y futuras.

La camelia es una flor preciosa de origen japonés que se usa mucho en composiciones florales, tanto en ramos pequeños como en grandes centros, ya que aguanta bastante una vez cortada.

Esta flor no sólo se conoce por su belleza sino que se usa para hacer té. Si señores, como lo oyen: el té verde, blanco, etc, provienen de una variedad de la camelia.

Os proponemos unos ramos sencillos que dan total importancia a la flor, y con los que decorar un evento, crear un ramo de novia o alegrar un rincón de casa.

Esta sencilla composición sólo necesita camelias de color rosa en un versatil jarrón de cristal liso para crear un centro muy lucido. Un sencillez que no necesita más para llamar la atención, lo que es perfecto para poder ponerlo en práctica (más sencillo imposible). En el ejemplo se dejan las raíces a la vista, en el fondo del jarrón, y añaden unas pocas ramas como decoración en la misma escala cromática a las de las flores.

Sublime sencillez

Hay muchísimas variedades de camelia, y cada vez más debido a la creación de híbridos. El siguiente bouquet mezcla dos tipos de camelias en un florero también de cristal. La combinación de flores blancas y rosas es todo un clásico que nunca pasa de moda y da un toque muy romántico. Entre la composición y el tipo de fotografía yo ya me he enamorado.

Ranúnculos  y camelias

Ya lo sabéis, poned una camelia en vuestra vida…¡O regaladla!

Regalas camelias

Es una gran (gran) alternativa a la tan socorrida rosa.

Yo por lo pronto me quedo con la siguiente imagen a tener en cuenta para el fin de semana: desayuno en una habitación luminosa y camelias blancas presidiendo la mesa. Que fantástica forma de empezar el día.

Camelias en la mesa

Ya que os he mostrado camelias con camelias, ¿qué otras flores utilizaríais para crear composiciones con estos bellezones orientales?

¡Besos y muchas gracias por vuestros comentarios!

6 pensamientos en ““La dama de las camelias”

  1. BrAvo Anita!!!!Menudo homenaje a las Camelias familiares!!!!Es una flor q en blanco me gusta mucho y en bouquet queda impresionante. Por cierto, aquí también vamos con bufanda, jajaja.Besitos congelados

    • Impensable la bufanda en marzo allí, ¿no?
      Creo que es una flor fantástica para cualquier situación, y en planta ya ni te digo porque se puede tener más tiempo en casa. Y ademas sanísima segun los japonenes😉

¿Qué te ha parecido? Respeta y sobretodo ¡disfruta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s