La historia de Víctor y Josefa

Hoy queremos contaros una historia de verdadero amor, producida en el Titanic, de tres de los diez españoles que viajaban en él.

París 1912, una pareja de la alta sociedad madrileña llega a París como último punto de su viaje de novios, después de 17 meses de luna de miel y habiendo pasado por lugares como Montecarlo o Viena.Víctor y Josefa tenían pasajes, como colofón del viaje, en un gran barco. Por una huelga de carbón, este buque no podía salir y el carbón iría a parar al Titanic. Igualmente, nuestros protagonistas, decidieron cambiar sus billetes y embarcarse en el Titanic.

La madre de Josefa, con un miedo terrible a los barcos y como una premonición, les impide subir al barco, así que Víctor y Josefa deciden dejar en París a un mayordomo con una serie de postales escritas por ellos, que enviaría cada semana a la madre de ella, de ésta manera su madre no se enteraría y ellos embarcaban junto con Fermina, su doncella, en primera clase.
Se embarcan, disfrutando de un crucero maravilloso. Muchos de los pasajeros destacaban la maravillosa pareja que hacían y el glamour que les rodeaba.
Pero llega la noche del 14 de abril.
Estando en su camarote, después de la cena de gala que había ofrecido el capitán, Josefa acostada, Víctor dispuesto a ello y Fermina, en camisón, cosiendo una ballena de su corsé, escuchan un estruendo enorme y el barco se para. Víctor decide subir a cubierta y descubre a muchos pasajeros equipados con chalecos salvavidas, le comentan que el barco a chocado con un iceberg y se hunde. Corriendo, avisa a Josefa y Fermina, para que acudan a cubierta.
Aparentemente, no pasaba nada, los pasajeros estaban tranquilos y la tripulación ayudaba a la calma.

En un momento determinado se dan cuenta que empiezan a bajar los botes salvavidas y la primera clase empieza a subir a ellos, primera clase tenía preferencia.
A Josefa la suben al bote nº 8, junto a Noëlle Leslie, Condesa de Rothes, pero a Fermina la dejaban , sin darse cuenta que a pesar de criada viajaba en primera clase, que empezó a gritar y la cogieron “como a un saco de paja” -palabras textuales de ella- y la arrojaron al bote.
Víctor no pudo bajar del barco y, antes de dejar de ver a su esposa, se despidió diciendo “Que seas feliz Pepita”. Josefa, incapaz de dejar de llorar, fue consolada por su doncella Fermina y la Condesa de Rothes.

El cuerpo de Víctor nunca apareció. La familia de Josefa viajó a Halifax, donde parece ser llegaban los cuerpos, y compraron el cuerpo sin vida de un vagabundo, para que ella pudiera heredar y ser viuda, así podría casarse más adelante ya que era muy joven.
Fermina nunca se casó ni tuvo hijos, murió a los 96 años.
Josefa se casó y tuvo dos hijos.

Today we want to tell you about a real true love story that happened in the Titanic, with a Spanish couple from the 10 Spanish citiziens that were in the boat.

Paris 1912. A high society couple from Madrid arrives in the citiy of love as a part of their Honeymoon. For the last stop of their trip, Victor and Josefa had booked tickets to travel with the Titanic. 

Josefa’s mother, aboslutely frightened of boats and maybe as a premonition, told them not to go, but they decided they would do the trip. They left in Paris several postcards to be sent to Josefa’s mother, so she wouldn’t worry.

They were having a wonderful time in the boat. Many passengers were comenting what a nice couple they were, sorrounded by love and glamour.

But the evening of the 14th arrived.

Victor and Josefa were about to go sleep when they heared a sound and the boat suddenly stopped.

Victor went to the deck just to realise all the situation. He called Josefa and her maidservant Fermina because the women from firt class were called to leave on the boats.

Josefa had to go on the boat with her maid but was totally unable to contain the tears, she didn’t want to leave Victor. Victor told her before they left: “Be happy Pepita”.

Victor’s body was never founded, and after a while, Josefa married again and had 2 kids. After all she was really young.

3 pensamientos en “La historia de Víctor y Josefa

  1. Conocía la historia, lo ví en un documental de la tele donde la contaba la doncella.Con la de historias q hubieron en ese barco, ya podían haber hecho otras peliculas y haberlas contado

    • Sólo se conocen las historias de los de primera clase, de momento no conozco ninguna historia real de los menos privilegiados, seguramente serían más interesantes.
      También se les prodía hacer un homenaje, sus pretensiones no eran otras que alcanzar una vida mejor.

      • De los diez españoles que viajaban, tres iban en primera clase, uno formaba parte de la tripulación y los demás eran de segunda. No os impacientéis, estoy trabajando en sus historias, aunque desafortunadamente, no se sabe tanto😉

¿Qué te ha parecido? Respeta y sobretodo ¡disfruta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s