Fortuny, una mente envuelta en seda

Mariano Fortuny poseía una mente sin límites, absolutamente privilegiada. Él imaginaba y creaba, sin cerrarse a nada. Esa fue su vida.

Mariano Fortuny y Madrazo nació en Granada el 11 de mayo de 1871, en una familia de artistas que sin duda ayudó a su desarrollo.

Al morir su padre, el pintor Mariano Fortuny, la familia se traslada a París, donde Fortuny empezará a pintar y a desarrollar su talento artístico. Poco después la familia se traslada a Venecia, allí será donde Mariano establezca su taller.

Desde joven viajó por toda Europa, aprendiendo de los artistas que admiraba y realizando exposiciones con sus pinturas. Pero su inquietud iba más allá, se dedicó también la investigación en diferentes campos, como en fotografía, escultura, arquitectura, escenografía o técnicas de iluminación para artes escénicas, habiendo colaborado en los vestuarios y escenografías del teatro de la Scala de Milán, para obras como Tristán e Isolda, La valquiria o La vida breve.

Muchos campos son los que abarcó, pero destacó por encima de todo por sus creaciones en moda. Creó el vestido Delphos en 1907inspirado en las pallas en la antigua Roma, que rompió en la época siendo largo, ajustado y llenos de movimiento. Eran piezas únicas ya que estaban realizados en seda en con un plisado muy especial, creado por él, y con colores distintos que nacían de sucesivos baños de color con tintes, creados por él, con de ingredientes que obtenía de sus viajes. También innovó con la creación de tejidos.

Conjunto de raso de seda plisada color violeta. El perímetro de las sisas, borde inferior y costuras laterales está decorado con un cordoncillo de seda con aplicación de cuentas de cristal de Murano. Cinturón de raso de seda color violeta decorado con motivos vegetales de hojas y ramas estarcidas en oro. Dación de INDITEX al museo del Traje de Madrid

En la novela de Marcel Proust En busca del tiempo perdido, su protagonista La Duquesa Orianne de Guermantes, se dibuja envuelta en una bata-kimono creada por Fortuny.

Bata – Kimono diseño de Fortuny de terciopelo marrón con dibujos tradicionales japoneses y forro de seda en color salmón.

Vistió a Isadora Duncan, Eleonara Duse (actriz de teatro), la marquesa Casati, Cléo de Mérode (bailarina francesa), Liane de Pougy, Emilienne d’Aleçon…

Isadora Duncan, con un vestido de Fortuny, mostrando la libertad de movimientos

La condesa Elsie Lee Gozzi con un vestido ‘Eleonora’ diseñado por Fortuny y Madrazo en los años veinte (Mariano Fortuny y Madrazo – Photo: Edward Thaver Monroe – Courtesy of the Riad Family)

Mariano Fortuny murió el 3 de mayo de 1949, habiendo dejado una extenso legado, que como fue rechazado por el estado español, quedó en Venecia donde hoy en día su palacio, donado por su esposa, es su museo.

El museo del traje de Madrid cuanta con una sala dedicada a él.

Sus prendas tienen éxito mundial gracias a la adaptación de Issey Miyake en su colección Pleats Please, 1993.

¿Os acordáis cuando llevábamos estas prendas plisadas?

2 pensamientos en “Fortuny, una mente envuelta en seda

¿Qué te ha parecido? Respeta y sobretodo ¡disfruta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s